Si eres escritor/a y, después de leer este blog, tu imaginación se te ha ido a pasear por el País de la Plastilina, en cuanto regrese, no dudes en contarme su historia, sea larga o corta, la escribas en verso o en prosa, te guste narrarla en voz alta o prefieras que la representen varias voces, si tiene “duende”… seguro que encontramos un “hada” motivada, o motivado, en ponerle cara, en darle chispa y color añadiéndole detalles que ni tu mismo/a habías imaginado.

Si eres ilustrador/a y, después de mirar este blog, tus lápices se empeñan en dejarse llevar, por esa mano mágica que tienes, creando nuevas versiones de nuestros personajes, si las texturas y colores se entrelazan en tu mente igual que en tus trabajos, si dominas tu técnica y lo demuestras con mucho arte… seguro que te apetecerá dar forma al contenido de alguno de los textos que los escritores nos dedican con tanto cariño.

Si eres librero/a y, después de comparar este blog, estás bien orgulloso/a de ese espacio repleto de libros entre los que pasas tus días laborables, si disfrutas contando y recomendando a tus clientes las mejores ediciones… seguro que estarás interesado/a en que te avise cuando tengamos preparadas nuestras próximas publicaciones.

Si eres maestro/a y, después de repasar este blog, quieres que vayamos a tu cole a contar nuestras historias a los niños, a los profes o a los padres… seguro que encontramos una fecha apropiada, avísame que iré encantada!!

 

Si eres padre/madre y, después de comentar este blog, quieres hacerle un regalo a tu hijo/a dedícándole un buen ratito al acostarse, enseñándole a despertar su imaginación con cada una de las páginas del libro: “El muñeco que hace reír”, antes de que se duerma… seguro que consigues que esta noche tenga dulces sueños.

Si eres alguien que, después de cotillear este blog, quiere ponerse en contacto conmigo… piensa que quieres decirme y… cuando lo tengas claro… escríbelo todo en un papel en blanco, a mano (con letra legible por favor) de la forma más sencilla que se te ocurra. Puedes acompañar tus palabras con significativos bocetos a lápiz, o a boli, que me ayuden a entender lo que intentas expresar.
Prometo no asustarme si me encuentro algún tachón, (siempre que sea justificable, claro está) pero lo que no pienso admitir, bajo ningún concepto, son las faltas de ortografía.
Así que, repasa lo escrito varias veces antes de meterlo en un sobre para que el cartero me haga llegar tu carta por el sistema tradicional. Después de pegarle el sello escribe bien la dirección:
Asun Sarrado – Editorial Cosquillas
C/ La Balsa, nº 36, bajos
22400 Monzón (Huesca)
España
No te olvides el remite completo; seguro que te llega mi respuesta  🙂
Menú